El cliente inteligente

Serie de artículos que tratan de enseñar al cliente los entresijos del diseño, para que sepa cómo debe comunicarse y saber qué es lo que necesita su proyecto.

¿Con qué está hecha esta web?

Detector de CMS

Cuando tenemos un blog o una web no podemos evitar comparar todo el tiempo lo nuestro con lo que vamos encontrando por la red. Cuando una página no nos gusta, o nos parece incómodo navegar por ella, nos enorgullecemos de la nuestra. Y cuando una web nos gusta mucho, nos sorprende y nos hace la vida más fácil, no podemos evitar intentar extraer nociones y elementos para aplicar en la nuestra. Y aquí está el problema más habitual y la pregunta más común: ¿con qué está hecho este sitio?

En un post anterior os estuve mostrando unas cuantas herramientas gratuitas y online para saber con qué plantillas y plugins estaba creada una web en WordPress. Pero gracias a los comentarios de esa entrada me he dado cuenta de que sigue habiendo bastante gente que utiliza Blogger, por lo que creo que este post es totalmente complementario al anterior y

Leer más »

Cómo elegir al diseñador web perfecto en 3 fases

Cómo elegir un diseñador web en 3 pasos

Todo aquel que lleva un proyecto online se ve, antes o después, en esta tesitura. Un buen día se te enciende la bombilla y te encuentras frente a la pantalla de tu ordenador diciendo “necesito un rediseño ya”. Ves tu web, o tu blog, y notas que hay algo que se está quedando atrás. Que ha perdido glamour, frescura. Que, con el uso y el relleno de contenido, ahora crees que necesitas una reorganización en tu menú principal y que no te vendría mal tener uno secundario; o que ves la sidebar un poco rara, o que…

En definitiva: que tienes que dar el paso de buscar y contratar a un diseñador web.

Y que conste que estás acostumbrado al Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como. Pero te has dado cuenta que eso ya no es suficiente en el punto de maduración de tu proyecto.

Madre

Leer más »

La clave de tu negocio: diferencia entre diseñador y experto

¿Necesitas contratar a un diseñador o a un experto?

Te planteas un rediseño del sitio de tu negocio y lo primero que haces es investigar. Buceas por toda la red en busca de otras webs (tanto de tu sector como de otros) cuyo diseño te resulte atractivo. Vas guardando capturas de pantalla de todos esos espacios junto con tipografías, fotografías e incluso colores que te gustan. Te sientes incluso orgulloso, porque en tu mente has logrado definir de forma bastante detallada cómo quieres que sea el rediseño, y te lanzas a buscar y contratar a un diseñador.

He aquí la clave. La diferencia fundamental y determinante entre dos actores que entran en escena:

Tal vez el nombre que he usado para describir el primero no sea el más adecuado, pero creo que ya puedes ver por donde voy. Seguiré dando algunas pautas más.

El experto se convertirá en tu mano, pero no tendrá las capacidades necesarias para orientarte a nivel

Leer más »

10 Razones para esforzarse por entender a un diseñador

Razones para entender a un diseñador web

Partiendo de la base de que un buen diseñador se esforzará al máximo para entender a su cliente y para hacerse entender él mismo, escribo este post pensando en la situación idónea y un tanto idealista.

Hablando del diseño web en particular, el trabajo que tiene por delante el profesional en cuestión no es una tarea que deba abordar en solitario. Se debe tratar de un trabajo en equipo, y como tal los sujetos que lo conformen deben de estar lo más compenetrados posible.

Este es el principal motivo por el que el diseñador hace preguntas, tests y habla con su cliente: para lograr saber aquellas cosas que el propio cliente no es consciente de que las sabe, y de ese modo sumergirse en su mundo.

Este proceso puede ser más o menos largo en función de la capacidad de expresarse que demuestre el cliente. ¿No sería fantástico que fuese

Leer más »

5 Propuestas de clientes erróneas y su corrección

Propuestas erróneas de los clientes

Solemos pensar que cuando sabemos qué es lo que necesitamos el trabajo ya está hecho. No contamos con la comunicación del encargo como parte del trabajo. ¿Comunicas claramente lo que piensas?

Pululando por la red en busca de ejemplos reales con los que aclarar conceptos, me he encontrado algunos casos por foros que me sirven perfectamente para ilustrar los problemas o dudas más habituales. He realizado capturas de pantalla de eses planteamientos, por lo que espero que no te sangren los ojos con las faltas de ortografía.

Me gustaría aclarar que ya sé que en determinados foros el espectro de presupuestos que se barajan está muy por debajo del mercado real, pero quiero extrapolarlo y analizarlo como si las siguientes propuestas fuesen e-mails que me llegan a mi correo.