Efecto lock-in: la permanencia que debes evitar a toda costa en plugins y temas WordPress

Efecto lock-in WordPress

A lo largo de esta semana publiqué un nuevo #luconsejo en mi cuenta de Instagram (¡sígueme!) y fue gracias a una seguidora por la que me decidí a lanzar el post de hoy. Desde aquí agradecerle a @imajean_ la idea 😉.

¿Tú también quieres que hable sobre un tema en concreto? Hazme llegar tus ideas y sugerencias a través de cualquier red social o por correo. ¡Son bienvenidas!

Me gustaría que hoy te quedase clara una única cuestión: debes evitar todo lo posible el uso de plugins o temas para WordPress con efecto lock-in

Qué es el efecto lock-in en WordPress

Empezaré por un simil. Cuando contratas una compañía telefónica lo habitual es que tengas asignado un tiempo de permanencia obligatoria con esa empresa. De 12 meses, 24… Varía en función del tipo de contrato que hagas, entre otras cosas. Pero lo que viene a significar es que te tienes que quedar sí o sí con ella, y no puedes (o no debes) irte a la competencia y prescindir de sus servicios. Te bloquea la salida, te obliga a permanecer atado a ellos.

El efecto lock-in en WordPress es precisamente esto. Una permanencia asignada de por vida que nadie te ha comunicado a priori y que te ves obligado a aceptar.

Así no suena muy bien, ¿no? El hecho de que tú no lo sepas con anterioridad es un poco feo

Si se trata de un producto gratuito, todavía podrías pasar por alto esta falta. Pero que también ocurra con productos de pago… Ahí ya empieza la cosa a ponerse seria.

Qué pasa cuando un plugin o tema para WordPress tiene efecto lock-in

¿Pero qué quiere decir exactamente esto de la permanencia, del efecto bloqueador…? 

Te ves obligado a seguir utilizando ese producto en concreto para evitar las consecuencias que traería desactivarlo y desinstalarlo.

Los plugins con efecto lock-in se llevan consigo el contenido que crees con ellos. Lo mismo sucede con los temas.

Utilizas un plugin para darle forma a tus contenidos, por ejemplo. Maquetas tus posts mediante funcionalidades que te da ese plugin tan molón que acabas de descubrir, y que no te cortas en recomendar porque te hace la vida muy sencilla. Un buen día, por el motivo que sea, decides prescindir de él y te dispones a desactivarlo y a borrarlo de tu sitio. Lo haces y…

Todos los posts que habías maquetado aparecen vacíos.

¿Dónde están las palabras? ¿Las imágenes? ¿Los contadores, las animaciones, los subrayados…?

TODO ha desaparecido. Como por arte de magia.

Si vuelves a instalar y a activar el plugin en cuestión, el contenido reaparece en el mejor de los casos (no es así con todos). 

ESTE es el efecto lock-in. Un efecto con sabor amargo para el usuario y una mala praxis con peor fama entre desarrolladores. 

Cómo saber qué plugins o temas tienen efecto lock-in

Pienso, sinceramente, de que tendría que ser o-bli-ga-to-rio informar al usuario de esta característica antes de que compre o descargue el producto que tenga este efecto. De la misma forma de que se especifica si un plugin ha sido actualizado o no, debería de indicar si su uso implica este tipo de permanencia o no. Me parece fundamental. Eso, o que directamente estuviesen prohibidos.

Mientras esto no sucede somos nosotros, los usuarios de WordPress, los que tenemos que averiguar qué productos tienen permanencia y cuáles no.

¿Cómo saberlo? Muy fácil. Instalando, trabajando con ellos y desinstalando. Pero si quieres ver 2 casos reales de comprobación (de un plugin y de un tema) aquí te traigo un videotutorial muy cortito recién estrenado que puede serte de mucha utilidad:

Que, ¿cómo te has quedado? En el videotutorial aparecen un plugin y un tema muuuuy populares. ¿Crees que el grosso de sus usuarios saben de esta permanencia? Yo apostaría a que el 99% no.

Porque si tú estás utilizando un producto con permanencia a sabiendas, vale, todo bien. Sabes lo que ocurrirá pero te compensa de alguna forma ese riesgo. Pero ignorarlo no es bueno.

Imagínate todo el trabajo que se puede llegar a perder (de años) por desconocimiento.

Cómo comprobarlo en productos de pago (premium)

Como has podido ver en el videotutorial, la forma de identificar el efecto lock-in es instalando, probando y desinstalando. 

Esto con productos gratuitos puede no importarte. Pero… ¿Qué pasa con los de pago? 

  • Pregunta directamente a los desarrolladores. Ponte en contacto con ellos y pregúntales, sin rodeos, por el efecto lock-in de sus productos. Las únicas pegas que tiene este método es que, por una parte, tendrás que enviarles un e-mail en inglés a la gran mayoría (y si el idioma no es tu fuerte te resultará un proceso incómodo). El otro inconveniente es que tú no puedes controlar el tiempo de respuesta: pueden contestarte al momento, en 5 días, en 15… Incluso pueden no llegar a contestarte nunca. Recuerda que no tienen la obligación de hácertelo saber, aunque sería poco ético por su parte.
  • Asegúrate bien del tiempo que tienes de devolución del producto, cómpralo y si tiene efecto lock-in lo devuelves en el plazo de tiempo estimado. Es un proceso mucho más rápido que la primera opción, ya que depende por completo de ti. Pero si no eres muy fan de las devoluciones te resultará un poco violento hacerlo.
  • La última posibilidad: preguntarle a alguien que ya lo tenga o recurrir a un listado de productos de este estilo que esté online. Y precisamente esto tiene que ver con uno de los siguientes puntos del post…

Temas y plugins que suelen ser lock-in

A ciencia cierta únicamente podrás saberlo probando, pero sí es cierto que por el ámbito en el que se ubiquen son más propensos a tener este efecto de permanencia:

Plugins

  • Maquetadores visuales y shortcodes.
  • SEO.
  • Formularios de contacto.

Temas

Todos aquellos que hacen uso de Custom Post Types, y esto suele suceder sobretodo en los temas multipurpose o multipropósito. Probablemente no sepas de lo que estoy hablando, pero la forma más rápida de reconocerlo son los nuevos apartados que aparecen en la columna izquierda del panel de WordPress.

Efecto lockin

También tienen efecto lock-in los que incluyen taxonomías personalizadas.

Ejemplos:

  • Los que incluyen portfolio de imágenes (para agencias, diseñadores, fotógrafos, etc).
  • Revisiones de productos.

Listado de plugins y temas con efecto lock-in

Voy a intentar tener este post lo más actualizado posible, pero para hacerlo voy a necesitar de toda la ayuda que puedas prestarme. ¿Qué tal si entre todos los que estamos leyendo esto hacemos un buen listado de herramientas con efecto lock-in? Tanto gratuitas como premium. Un completo listado al que acudir cuando sepas de un producto en concreto y quieras saber de antemano a lo que te expones. ¿Qué te parece la idea? ¿Me ayudas a nutrir este post con tu experiencia? Puedes dejar tu aportación aquí en los comentarios, mandarme un e-mail… Cualquier vía es bienvenida.

PLUGIN CON LOCK-IN CONSECUENCIA
Page Builder by Site Origin Desaparece el contenido
Thrive Content Builder Desaparece el contenido
Divi Builder Shortcodes
BuddyPress Shortcodes
Ultimate Shortcodes Shortcodes
Tu aportación Tu aportación
TEMA CON LOCK-IN CONSECUENCIA
Divi (porque hace uso de Divi Builder) Shortcodes
Avada  Desaparece el contenido
Tu aportación Tu aportación

Apuntes finales

Tampoco vamos a ser tan estrictos con todos los productos lock-in. Por ejemplo, lo que sí que es IMPERDONABLE es que un tema incorpore funcionalidades sin tenerlas apartadas en un plugin con el que te puedas quedar. Me explico:

En anteriores versiones, Divi, Avada y otros temas multipropósito incluían funcionalidades en su core. Esto hacía que tú llenases tu apartado Portfolio, por ejemplo, de contenido. Y que el día de mañana, cuando querías huir de Avada… ¡Ah! Se siente. No podías hacerlo, o perdías todo lo realizado.

Hoy en día la solución adoptada es que todas esas funcionalidades las han trasladado a sus respectivos plugins, de tal forma que puedas utilizar otro tema y seguir con tu contenido. Es decir: hay cierta intención en abandonar esta mala práctica.

Cuestión aparte es que luego ese plugin sea compatible al 100% con el nuevo tema que quieras instalar, que por lo general trae más dolores de cabeza que otra cosa… 😉

Otro apunte final que quería hacer:

Por el momento, todos los maquetadores visuales son lock-in. Si los desinstalas tu contenido se pierde, en cierta forma. Y creo que esto es algo que todos debemos saber.

Y hasta aquí este post tan largo. Tenía ganas de escribir, parece… 

4 Comentarios

Hola Lúa!

¡Pero qué buen artículo! Muchísimas gracias por escribirlo, como te comenté en Instagram, tenía muchas ganas de leerlo. Me has abierto los ojos a un tema que ya veía venir con lo populares que se han vuelto los maquetadores visuales.

Concuerdo contigo en que los creadores de este tipo de plantillas como de maquetadores visuales y plugins tendrían que mencionar las consecuencias de cambiarse de plantilla o maquetador.

Me parece que el cliente debe tomar la decisión final pero con información en mano, como dices. A veces el tema es el presupuesto, ya que los maquetadores visuales reducen el precio y tiempo que tomaría un desarrollo a medida. Una solución intermedia podría ser quizá usarlos sólo en las páginas que usualmente no son tantas como en los artículos por ejemplo.

Generate Press también tiene efecto lock-in porque aunque han separado la personalización de la plantilla en un plugin, este plugin sólo funciona con la plantilla de Generate Press.

Un abrazo!

AUTOR

Cada vez son más utilizados, sobretodo en trabajos que requieren de pruebas contínuas para testear el comportamiento del usuario y aumentar el porcentaje de conversión. Me refiero a las páginas estáticas de cualquier web cuyo objetivo es captar suscriptores, vender, etc.

Se hace realmente complicado prescindir de ellos en estas situaciones en las que necesitas diseñar algo para ya que tendrá que ser modificado en poco tiempo. La solución, como bien apuntas, es esa misma: el conocimiento previo de las consecuencias.

Generate Press no trae consigo ningún maquetador visual de por sí, lo que sí sucede es que es compatible con Elementor y es éste el que también tiene efecto lock-in.

Un abrazo y espero volver a verte por aquí 😉
Saludos

Un tema peliagudo muy explicado.

Se me ocurre un ejemplo de uso que me parece excelente para ese tipo de maquetadores, tan odiados y amados a la vez, y en el que no hay que temer el efecto lock-in: crear landing pages promocionales. Un landing page, por su naturaleza, suele ser temporal, así que el efecto lock-in es irrelevante. Por ejemplo, un landing page para una oferta de lanzamiento de un producto. Con estos maquetadores la haces rápido, bonita, efectiva y …… cuando termine la promoción, ¿que más da el efecto lock-in? El landing page va a desaparecer igual, ¿no?

Lo de que BuddyPress o plugins SEO tengan efecto lock-in no lo veo tan claro. Pero vamos, que sería cuestión de matices dialécticos de los que me gustan ;), está claro que si montas una red social con BuddyPress no puedes moverla a otro plugin de red social con un click. Si quieres mantener la red social pero no con BuddyPress habrá que hacer un trabajo de migración no sencillo precisamente.

Saludos!!

AUTOR

¡Hola Juan!
Qué sorpresa verte por aquí, gracias por pasarte a compartir tu punto de vista.
Pues sí, de hecho los maquetadores visuales únicamente deberían de utilizarse en páginas. Y donde pueden tener más sentido es en landing pages, squeeze pages y demás páginas de venta: diseños rápidos, sencillos y vistosos que puedes crear de forma muy rápida para ponerlos a prueba con test A/B.

Y en cuanto a lo que dices la “extensión” del término lock-in a otros plugins como BuddyPress o los relacionados con el SEO… Sé que no es lo más utilizado. Pero si hacemos una relación directa entre lock-in y el perder información trivial al desinstalar un plugin, todos los de SEO entrarían en el saco. Pero sí, es cuestión de matices dialécticos que podrían dar para otro post aparte 🙂

Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *