Categorías
El cliente inteligente

10 Razones para esforzarse por entender a un diseñador

Partiendo de la base de que un buen diseñador se esforzará al máximo para entender a su cliente y para hacerse entender él mismo, escribo este post pensando en la situación idónea y un tanto idealista.

Hablando del diseño web en particular, el trabajo que tiene por delante el profesional en cuestión no es una tarea que deba abordar en solitario. Se debe tratar de un trabajo en equipo, y como tal los sujetos que lo conformen deben de estar lo más compenetrados posible.

Este es el principal motivo por el que el diseñador hace preguntas, tests y habla con su cliente: para lograr saber aquellas cosas que el propio cliente no es consciente de que las sabe, y de ese modo sumergirse en su mundo.

Este proceso puede ser más o menos largo en función de la capacidad de expresarse que demuestre el cliente. ¿No sería fantástico que fuese una parte del proceso sencilla e incluso divertida para ambos?

1. Menos tiempo = Menos dinero

Saber las mismas cosas en el menor tiempo siempre os beneficiará a ambos. A ti, como cliente, te supondrá un ahorro, ya que cuando el proceso se alarga sube el presupuesto.

2. Intentar entenderlo demuestra implicación

Y no hay nada que nos guste más que un cliente implicado (en su justa medida). Una persona colaboradora, que muestra interés en lo que hacemos y que se presta a cualquier prueba a la que la queramos someter por el bien de su proyecto. Esa es una actitud ganadora.

3. Fomentas la empatía

Es imposible no sentirse más cerca de alguien que se esfuerza por entenderte, aunque todo le suene a chino. El mero hecho de participar hará que el diseñador ponga todo de su parte por que te quedes con él.

4. Los resultados siempre serán mejores

Al empatizar, al entenderse mutuamente, se crea el ambiente perfecto para el trabajo en equipo. Y es de esta situación de la que se obtienen los mejores diseños. ¿Quieres un buen diseño para tu proyecto? Empatiza con tu diseñador.

5. Te posicionas como un buen cliente

Ese con el que queremos trabajar una y mil veces más, porque estamos cómodos y nos sentimos valorados. Porque realmente creemos que nuestro trabajo ha gustado, y que ha logrado sacar lo mejor del proyecto. Es ese cliente al que nos gusta saludar por la calle, felicitarle la Navidad o invitarlo a una caña. Ese cliente por el que probablemente nos esforcemos un poquito más que con el resto, para seguir dando lo mejor de nosotros mismos.

6. Comprenderás mejor las dificultades

Todo proyecto puede pasar por momentos flojos, baches o crisis (llámalos como quieras), y no es fácil ni admitirlos ni asumirlos por cualquiera de las partes implicadas. Lo mejor en estos momentos es aceptar la realidad y capear el temporal de la mejor forma posible. Son etapas de mucho estrés y agobio que, como mejor se llevan, es con una palmadita en el hombro y un “haz lo que creas oportuno”.

7. Sabrás desde el primer momento lo que tu proyecto necesita

Entender el proceso de diseño y comprender lo que un diseñador tiene que saber para ponerse a trabajar te hará ser mucho más preciso determinando lo que quieres. Enfocarás de un modo más inteligente el nuevo diseño, hablando de objetivos a cumplir y carencias que detectas en el diseño actual.

8. Mejorarás tus briefings

Esto es un hecho. El primer briefing de tu vida será un párrafo conformado por unas 3 o 4 líneas enviadas en un e-mail, eso lo sabes tú y lo sabemos nosotros. Cuanto más te esfuerces por hacerte expresar, por entender a tu diseñador y por aportar soluciones a tu proyecto, mejores briefings harás. Más detallados, específicos, sin divagaciones sobre modas o colores.

9. Mejorarás tu visión sobre el diseño

Dejarás de verlo como algo banal que hay que hacer para no quedarse desfasado para verlo como un empujón que refuerza toda la imagen de marca, que ayuda a reposicionarla o a asentarla en un mercado concreto. Dejarás de verlo como colocar 4 elementos aquí y 2 colores allí, para verlo como la solución funcional a un problema real.

10. ¿Cuál crees tú que es la 10ª razón?

Ayúdame a completar este listado compartiendo en los comentarios lo que tú crees que es un buen motivo para entender a un diseñador. O, si por el contrario, crees que no es labor del cliente entender al diseñador, también puedes dejar tu impresión y así crear un debate (que siempre son divertidos). ¡Te espero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Lúa Louro te informa que los datos de carácter personal que proporciones cubriendo este formulario serán tratados por Lúa Louro González como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (mi proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver la política de privacidad de Raiola. Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@lualouro.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en https://lualouro.com, así como consultar mi política de privacidad.